Ejercicio de composición: llenar el encuadre

Trabajar la composición marcará un antes y un después en tu fotografía. Por eso, esta semana te proponemos un ejercicio que te permita entrenar tu mirada. Se trata de una regla muy sencilla, la conocemos como “llenar el encuadre”.

El objetivo de esta regla de composición es que el protagonista de nuestra foto llene por completo en encuadre. Rober Capa decía: “Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es porque no estás lo suficientemente cerca”. Para conseguirlo tienes varias opciones. Acercarte al modelo caminando hacia él, usar una distancia focal mayor o haciendo un recorte posterior en edición, pero esta última opción es la menos recomendable, porque desaprovecharemos píxeles de la imagen. Además, lo que buscamos con el ejercicio de hoy es trabajar la mirada y tratar de conseguir las mejores imágenes en cámara.

Qué aspectos debemos tener en cuenta de esta regla de composición.

Llenar el encuadre con nuestro objeto o modelo nos permitirá darle todo el protagonismo de nuestra foto. No nos distraerá ningún elemento del fondo y permite un tipo de foto más intima, más cercana, que el espectador tenga la impresión de estar dentro de la imagen.

Es fundamental un buen enfoque, pues cualquier pequeño fallo será muy evidente. Si estás haciendo un retrato a una persona, o como en las fotos de ejemplo a un perro, te aconsejo que pongas tu punto de enfoque en un ojo. Si trabajas con poca profundidad de campo porque uses aperturas muy abiertas y teleobjetivos te recomiendo que enfoques siempre al ojo que esté más cerca de cámara en el caso de que no estén a la misma altura.

 

Ejercicio de composición. Llenar el encuadre.

Puede que quisiéramos hacer una foto realmente cerca de nuestro objeto o modelo. Por ejemplo, una foto de un ojo de nuestro modelo. Notarás que tendrás que acercarte mucho a la cara del modelo. Al pulsar el botón de disparo es muy probable que la cámara no enfoque y no te permita hacer la foto. Eso se debe a que has superado la distancia mínima de enfoque. Es decir, te has acercado demasiado al sujeto y al objetivo le es imposible enfocar con nitidez. Todos los objetivos indican cuál es su distancia mínima de enfoque. Coge tu objetivo y busca esa información. Para poder conseguir una foto como esa, en la que un ojo llene por completo el encuadre, necesitaremos un objetivo macro, que permite superar esas distancias mínimas de enfoque.

 

Ejercicio de composición. Llenar el encuadre.

Utiliza cualquier cámara que tengas a tu alcance. Usa tu réflex o tu móvil. Aprovecha tiempos muertos, de espera para coger el móvil y practicar. En la playa o de camino al trabajo, en una cena con amigos o te turismo en alguna ciudad. En definitiva se trata de entrenar tu mirada. Sigue practicando. Ponte un reto. Por qué no llegar a las 50 fotos practicando este ejercicio. Y por qué no a las 100. Vamos a ello. ¡A fotografiar!
Comparte tu ejercicio en los comentarios o en Instagram y Facebook mencionando a la escuela (@zoomescuela) y el hashtag #zoomhélicon.

agosto 12, 2019
top
TÉRMINOS Y CONSICIONES DE USO. POLÍTICA DE PRICACIDAD. CONTACTO.
X