Curso de fotografía. Composición.

En todo curso de fotografía la composición tiene un papel importante. Dedicar un tiempo de nuestra formación a mejorar la composición, es muy productivo y gratificante. Conseguimos muy rápido que nuestras fotos den un salto de calidad.

La composición es la disposición tendrán los elementos visuales que aparecen en nuestra fotografía dentro del encuadre. Para componer tomamos una serie de pequeñas decisiones. Alejarnos, mover ligeramente la cámara, inclinarla un poco, añadir un elemento en primer plano, buscar una línea. El conjunto de todas ellas puede cambiar el significado de nuestra foto. Podemos transmitir equilibrio o inestabilidad, orden o descontrol, dinamismo o quietud, simpleza o complejidad, solo por citar algunos ejemplos.

Existen muchas reglas o ejercicios de composición. Iremos comentándolas a lo largo de este curso. Puede que según las conozcas te resulte difícil incorporarlas a tus fotografías. Al principio son muchas cosas a tener en cuenta. La velocidad, la apertura, el enfoque… Añadir un parámetro más puede ser frustrante.

El mejor consejo que te puedo dar es que practiques de forma consciente. Elige un ejercicio de composición y plantéate hacer 10 fotos siguiendo ese modelo. Al día siguiente, intenta otras 10 fotos. Siempre hay que intentar hacer la mejor foto posible, pero estas fotos son ejercicios. Nos sirven para automatizar procesos. No hace faltan que sean perfectas, pero si que el ejercicio de composición esté bien hecho. Es como ir al gimnasio y hacer series levantando peso. El objetivo no es levantar peso porque sí, sino mejorar nuestra forma física. Con estos ejercicios de composición pasa lo mismo. Los repetimos y repetimos para mejorar nuestra visión fotográfica. Para ser más rápidos y ágiles a la hora de componer. Para no tener que pensar a la hora de hacer la foto y así ganar tiempo. Haremos fotos de mayor calidad, con menos esfuerzo.

Ya has probado dos días repitiendo un ejercicio de composición. Has conseguido 20 fotos. ¿Por qué parar? Utiliza cualquier cámara que tengas a tu alcance. Usa tu réflex o tu móvil. Aprovecha tiempos muertos, de espera para coger el móvil y practicar. En la playa o de camino al trabajo, en una cena con amigos o te turismo en alguna ciudad. En definitiva se trata de entrenar tu mirada. Sigue practicando. Ponte un reto. Por qué no llegar a las 50 fotos de un ejercicio concreto en una. Y por qué no a las 100. Vamos a ello. ¡A fotografiar!

Comparte tu ejercicio en los comentarios o en Instagram y Facebook mencionando a la escuela (@zoomescuela) y el hashtag #zoomhélicon.

 

julio 6, 2019
top
TÉRMINOS Y CONSICIONES DE USO. POLÍTICA DE PRICACIDAD. CONTACTO.
X