Curso de fotografía: apertura

El diafragma del objetivo es uno de los tres elementos del triángulo de exposición. Estos elementos nos permiten regular la cantidad de luz que llega al sensor para formar la imagen.

Está situado en el interior del objetivo. Lo forma una serie de placas móviles que permiten disminuir o agrandar su tamaño. Muchas veces se ha comparado su funcionamiento al de la pupila de un ojo. Cuando hay mucha luz en dirección a los ojos las pupilas se cierran. Cuando nos encontramos en una situación de muy poca luz las pupilas se dilatan para permitir que entre la mayor cantidad de luz en el ojo. Pues el diafragma del objetivo funciona de una forma muy similar.

Si nos encontramos en una situación muy luminosa para hacer nuestra foto, podremos cerrar la apertura de nuestro objetivo, hacerla más estrecha, para reducir la cantidad de luz que llegue al sensor. También podemos hacer lo contrario. En un ambiente de poca luz abriremos el diafragma para dejar pasar la cantidad correcta.

En la cámara la vemos representada por el número f/. Si mueves la apertura verás unos números que no parecen seguir un orden lógico. Dejaremos para más adelante el porqué de estos números. Pero sí descubriremos algunas cosas sobre ellos.

Lo primero que debes saber es que cuanto más pequeño sea el número f/ más grande será la apertura del diafragma. Al principio puede que no te parezca lógico, pero así es. El número f/ es en realidad un factor por el cual dividimos la distancia focal para conocer la medida del diafragma.

Imagina que tienes un objetivo de distancia focal 50mm.

A f/4 la apertura de su diafragma sería igual a dividir 50mm / 4= 12,5mm
A f/5.6 sería 50mm / 5.6= 8,9mm

Es decir, que cuanto más aumente el número f/ menor será la apertura del diafragma.

 

La escala de pasos de apertura.

Esta escala nos muestra los pasos principales de aperturas. Un paso es la división gradual de la apertura del diafragma. Con cada paso que abrimos o cerramos el diafragma dejamos entrar el doble o la mitad de luz al sensor. Si hago una foto a f/5.6 y sale muy clara, cerrando la apertura a f/8 dejaré que entre exactamente la mitad de luz que a f/5.6.

La escala principal:

f/1 – – f/1.4 – – f/2 – – f/2.8 – – f/4 – – f/5.6 – – f/8 – – f/11 – – f/16 – – f/22 – – f/32…

Si compruebas las aperturas más abiertas y más cerradas de tu objetivo verás que te faltan aperturas. Esta es una escala teórica y no todos los objetivos pueden tener todas las aperturas. Dependiendo de los objetivos habrá algunos que tengan de apertura máxima f/5.6, f/3,5, f/2.8 o f/1.4. Como podrás imaginar cuanto mayor apertura tenga un objetivo más posibilidades nos da a la hora de hacer fotografía con poca luz. La apertura también nos ayudará a controlar la profundidad de campo de nuestra foto, pero de esto hablaremos más adelante en nuestro curso de fotografía.

Un pequeño truco. Si mueves la rueda de al cámara tres clics para cambiar la apertura habrás abierto o cerrado un paso el diafragma.

Pasos intermedios. Los tercios.

Habrá ocasiones en que no necesitemos abrir o cerrar un paso el diafragma. Es un ajuste grande en la luminosidad de la foto. Para resolverlo tenemos los tercios. Son puntos de apertura intermedios entre pasos que nos permiten un ajuste más fino. Dejaran pasar, como su nombre indica un tercio más (o menos según el caso) de luz que el tercio anterior.
Para variar un tercio la apertura del diafragma bastará con girar un solo clic la ruedecilla de tu cámara.

top
TÉRMINOS Y CONSICIONES DE USO. POLÍTICA DE PRICACIDAD. CONTACTO.
X